Ya se puede afirmar científicamente que la dieta mediterránea mejora la función cognitiva

Resulta que parece que es cierto. La famosa y tan traida y llevada dieta mediterránea protege contra el deterioro cognitivo (de la funciones mentales) e incluso podría disminuir el desarrollo de demencia. Estos resultados se desprenden de un estudio realizado por investigadores españoles (1) que compararon 3 grupos de personas con una edad media de 75 años (unas que realizaban dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra, otras que a la dieta mediterránea añadían frutos secos y otras a las que sólo se les aconsejó realizar una dieta baja en grasas). Después de 6.5 años de seguimiento, compararon las puntuaciones de dos test de evaluación de la función cognitiva, comprobando que aquellas personas que habían realizado dieta mediterránea obtenían mejores puntuaciones en ambos test que las que sólo realizaron dieta baja en grasas.

Hace tiempo que los científicos intentan establecer esta relación beneficiosa entre la dieta mediterránea y el desarrollo de demencia. De hecho, ya existen muchos estudios en este sentido. Lo que ocurre es que es muy complicado demostrar científicamente esta relación debido a las muchas variables que pueden influir. Por poner algunos ejemplos: ¿cómo sabemos si la gente que tiene que realizar la dieta mediterránea realmente la hace y los que no, no la hacen?; ¿cuánto tiempo hay que esperar para valorar el efecto de la dieta sobre la función cognitiva?; ¿el efecto es directamente de la dieta sobre la función cognitiva o se trata de un efecto indirecto a través del efecto beneficioso sobre la tensión arterial, la diabetes y otros factores que también influyen en la función cognitiva? y podría poner más ejemplos.

Si me he decidido a seleccionar este trabajo es porque, dentro de las dificultades mencionadas, está bien diseñado para resolver esta cuestión. Dicho esto, no puedo pasar por alto un hecho que siempre puede ensombrecer las conclusiones de un trabajo de investigación, como es que se trata de un subestudio de otro estudio mayor diseñado para responder otra cuestión distinta.  Es decir, se ha seleccionado una parte de las personas participantes en un estudio, para realizar otro estudio diferente. Esto hace que las personas no sean seleccionadas especificamente para este estudio, sino que se “aprovechen” para realizar el otro. Dicho esto, los investigadores se aseguraron que las características más importantes de las personas participantes (hipertension arterial, diabetes, hipercolesterolemia, antecedentes famliares de demencia, etc) fueran similiares al comienzo del seguimiento. Despúes, utilizaron un buen método para valorar si las personas habían cumplido la dieta y los cuestionarios utilizados para evaluar la función cognitiva fueron de los que se consideran más adecuados actualmente. Además, otros elementos que pudieran influir los resultados, como la existencia de síntomas depresivos, también fueron tenidos en cuenta. Por tanto, sin extenderme más, los resultados son los mejores que existen actualmente.Como última puntualización, el grupo de personas evaluadas fueron de las consideradas de alto riesgo vascular (de tener algún evento cardiovascular como infarto agudo de miocardio o accidente vascular cerebral) por lo que hay que decir que es en este grupo de personas donde son realmente aplicables los resultados.

 

Entonces,

-¿tenemos que tomar todos dieta mediterránea?. Sí. Aunque realmente lo establecido en este estudio es que mejora la función cognitiva en personas de 75 años de alto riesgo cardiovascular que la toman durante 6.5 años, la dieta meditérranea tiene otros muchos efectos beneficiosos muy bien establecidos, que hace que sea recomendable siempre.

-¿A mi familiar con Alzheimer puede beneficiarle la dieta mediterránea?. Realmente no hay una respuesta científica a esta pregunta y probablemente será muy difícil que la haya en el futuro.  En todo caso, como hemos dicho antes, la dieta mediterránea aporta otros muchos beneficios sobre el riesgo vascular, aporta fibra e incluye los alimentos que ellos han tomado siempre y que les gusta tomar. Personalmente la recomiendo.

-¿cuál es el mecanismo que hace que la dieta mediterránea mejore la función cognitiva?.  Esta cuestión será el tema de la próxima entrada.

Muchas gracias.

 

(1) Martínez-Lapiscina EH, et al. H Neurol Neurosurg Psychiatry 2013;00:1-8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>